domingo, mayo 20, 2007

El nacimiento del Hombre Paradoja

Eráse una vez en la tierra de los créditos de consumo, administrativos resentidos jugando a sutiles patadas burocráticas, la ley del vivo mentiroso cara e raja, publicaciones de culos de señoritas, animadores contando su diarrea por la tele, donde todo es un cuento hasta para comprar el maldito pasaje, el hombre paradoja.
El hombre paradoja es anticapitalista, exitoso, fiel y mujeriego, deportista alcohólico, que en sus ratos libre reflexiona y se cuestiona diferentes asuntos:
¿Cómo puedo sentirme desconectado si siempre estoy conectado?
¿Cómo puedo consumir cursos de yoga, inciensos, comida vegetariana, y rezos budistas para dejar de consumir?
¿Cómo puedo cansarme mas que antes si ahora todo es más cómodo?
¿Cómo puedo ser lo que soy si todos tratamos de ser alguien más?
¿Cómo puedo sentirme solo si hablo con todo el mundo?
¿Cómo puedo aburrirme si no falta las cosas entretenidas por hacer?
¿Cómo puedo quererte si quieres que no te quiera?
¿Cómo puedo tenerlo todo y no tener nada, probar todo y no sentir realmente nada?

3 comentarios:

Paola dijo...

Es la ironía de sentirse en el sistema de la doble vida. Todos se envuelven y se encierran en una maraña de ideas concebidas para calzar en la vida "contemporanea", las crisis se viene de una, estar para no sentirse excluido aunque prefiera alejarse de todo. Una patología postmoderna, vamos que se hace una epidemia de alcances desconocidos.
Mientras no le agarre mucho a uno... salvese quien pueda.

Lorena Isabel dijo...

Acabo de leer esto, tu no eres así, no te preocupes. Las cosas son más simples, aunque cueste verlo así.
Animo y un abrazo,

Lore

Paulina Sallés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.